Campanas, Relojes, Pararrayos y Sistemas Antiaves

CATEDRAL DE PAMPLONA

Las campanas de la catedral llegan a Pamplona

A partir del jueves, las campanas estarán expuestas para visitas, hasta que se arregle la fachada del templo

DN . PAMPLONA . Martes, 22 de junio de 2010 – 04:00 h.

Las campanas de la catedral de Pamplona ya están en su ciudad. Ayer por la tarde, provocaron la sorpresa en los viandantes del Casco Viejo, al llegar en caminones. En octubre partieron rumbo a la localidad de Manassa, en Valencia. Allí, el ingeniero industrial Javier Calero y Antonia Molina se ocuparon de arreglarlas en su taller, «2001 Técnica y Artesanía».

Caja Madrid ha subvencionado la reparación de los bronces, y sus expertos en patrimonio han sido los encargados de dirigir el proyecto.

Sin embargo, los bronces aún no ocuparán el lugar que les corresponde en el templo pamplonés. No sonarán desde sus torres hasta que la fachada del edificio no sea restaurada por completo, fecha que podría tener lugar en marzo del próximo año.

Hasta entonces, las campanas estarán al alcance del público. El jueves tendrá lugar la inauguración de la exposición a las 13 horas en el lugar en que quedarán alojadas, el Museo de la Diócesis. Al acto, acudirán la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina; el consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas; y el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez.

La restauración de las campanas no ha sido una labor fácil. Los técnicos reconocieron la «complejidad» de la reparación. Los soportes de madera que sujetan a las campanas, los yugos, se encontraban muy deteriorados, ya que entró humedad en las chapas metálicas de protección exterior. Javier Calero reconoció que esto había provocado que algunas se «pudrieran». De cualquier forma, los yugos han podido ser recuperados de forma casi integral. «En otros han servido la mitad de las piezas y algunas son de nueva factura», explicó.

La Gabriela volverá a tañer

La campana de la Gabriela ha sido reparada de una avería que arrastraba desde hacía décadas. Es la segunda más grande de la catedral, sólo superada por la María, que ha sido restaurada dentro de la torre porque su tamaño hacía imposible su salida. La Gabriela tenía una raja, arreglada en un taller especializado de la ciudad alemana de Nördlingen. De esta forma, los pamploneses podrán escuchar su sonido por primera vez en sus vidas. Calero ya la ha oído y declaró que es «impresionante por la propia dimensión» del bronce.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando da su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies